Llamado a construir el Frente Único Anti-imperialista y Anti-fascista

¡Vamos a construir el frente único anti-imperialista contra el saqueo, el terrorismo de estado, la fascistización, el fascismo, la intervención militar extranjera, la subversión y las guerras de agresión! ¡Por la liberación nacional y social, democracia, libertad y el socialismo!

La crisis económica y financiera mundial de 2008 ha tenido el efecto de acelerar e intensificar la lucha por la redivisión del mundo. El agresivo imperialismo norteamericano, anti pueblos está reafirmando su poder y su belicismo. Pero un mundo multipolar ha emergido.

El antagonismo inter-imperialista se intensifica. Todas las potencias imperialistas se golpean con agresividad para tomar la delantera en la lucha por la hegemonía sobre las fuentes baratas de recursos naturales y trabajo, mercados, campos de inversión y espacios de influencia. Entre las grandes potencias imperialistas una lucha feroz sobre la re-división del mundo está vitalizándose. El peligro de guerra mundial está creciendo.

Emergen nuevas potencias mientras otras caen. Esta es la ley del desarrollo desigual. Bajo las condiciones del imperialismo, la rentabilidad del antagonismo entre las potencias imperialistas es la consecuencia inevitable. Solo están de acuerdo en su poder de explotación y opresión del proletariado y el pueblo del mundo, por tanto, su hostilidad hacia la lucha de liberación de las masas explotadas y oprimidas, especialmente de la clase obrera revolucionaria y los partidos revolucionarios en el mundo.

REGLAS DE TRABAJO del Frente Único Anti-imperialista y Anti-fascista

En este contexto, es el momento adecuado para la fuerza que se opone a este sistema imperialista mundial de forma organizada mediante el crecimiento de la unidad: en un frente único contra el saqueo imperialista, las imposiciones neoliberales, el terrorismo de estado, el racismo, la fascistización, la intervención militar, la subversión y las guerras de agresión- ¡Por la liberación nacional y social, democracia, libertad y socialismo! Es tiempo de que el proletariado oprimido y los pueblos de este mundo, con sus particularidades y movimientos nacionales, unifique filas en este movimiento común en ascenso, global y orientado hacia el futuro.

1. La ilustración acerca del carácter del imperialismo, la discusión de los cambios en el sistema mundial imperialista y sus acuerdos, decisiones, y las conclusiones correctas de la estrategia y tácticas de las fuerzas democráticas del mundo son tareas fundamentales para el frente único anti-imperialista.

2. En todos lados en el mundo, tanto como en Ucrania, Siria, Yemen, Venezuela, en el Este de Asia y donde sea, la lucha imperialista es por el dominio mundial sobre las espaldas de los pueblos. La tendencia general imperialista para la preparación de la guerra, agrava el peligro de guerra. Esto se manifiesta más y más con el ascenso de los movimientos fascistas, acuerdos bélicos, armamento masivo, grandes ejercicios militares, provocaciones deliberadas, tratados de invasión, conflictos locales, confrontación directa de países imperialistas, hasta la amenaza de una tercera guerra mundial.

3. El frente único anti-imperialista también debe ser un frente antifascista. Los fascistas o los líderes proto-fascistas como Trump, Erdogan, Modi, o Bolsonaro, pero también el desarrollo de la derechización de los gobiernos y de los partidos burgueses en la mayoría de las democracias burguesas, tan bien como la fascistización de la máquina de Estado deben ser resueltos y militantemente nos tenemos que oponer y detenerlos. Esta tarea es urgente.

4. En todos lados el imperialismo significa reacción. Esto es por lo que la lucha del frente único anti-imperialista por la preservación y la extensión de los derechos y libertades democráticas son parte de nuestra agenda. Apuntamos al anticomunismo de los que están en el poder, que buscan desacreditar al socialismo como alternativa al imperialismo a los ojos de las masas.

5. Los trabajadores del mundo sufren el empeoramiento constante bajo la ley del neoliberalismo de explotación y opresión y del terrorismo de estado. En el imperialismo, las fuerzas revolucionarias productivas, a pesar de todo el progreso social y tecnológico, en última instancia se han transformado en su opuesto. Cada día hay huelgas en todos los continentes, que están vinculadas más y más con las luchas más sentidas de las masas. Sin embargo, gran parte de estas luchas tienen lugar en aislamiento, en la palestra nacional y sin adecuado intercambio de información y apoyo mutuo por los revolucionarios y trabajadores en todo el mundo. ¡La clase obrera internacional con el proletariado industrial moderno como su esencia solo podrá hacerle frente al sistema imperialista mundial y superarlo si está unido y movilizado! La clase obrera internacional debe ser la columna vertebral y fuerza dirigente del frente único anti-imperialista.

6. El mundo proletario necesita y busca alianza con todo el pueblo oprimido en este mundo –los campesinos pobres, pueblos indígenas, mujeres, juventud, refugiados, migrantes, trabajadores, minorías, y todos los que luchan por la democracia y la libertad. Las luchas de liberación en varios países de África, América Latina y Asia, la lucha de liberación de los pueblos Filipino, Kurdo, Palestino y otros pueblos.

7. La sobreexplotación de la naturaleza acelera la transición hacia una catástrofe global ambiental que pone en peligro los cimientos de vida humana. Particularmente afecta a los trabajadores, tienen que lidiar con sus enfermedades nocivas por las condiciones de trabajo; de igual manera, los pequeños campesinos y los jornaleros agrícolas y otras grandes partes de la población son severamente afectadas por las inundaciones, huracanes, y sequías. ¡La lucha por trabajos, mejores condiciones de trabajo o alzas salariales debe combinarse y coordinarse con la lucha por salvar al ambiente del desmesurado sistema lucro!

8. Billones de mujeres especialmente oprimidas tienen que vincular su lucha por igualdad de derechos, contra el sello de las sociedades patriarcales-feudal, por la liberación de las mujeres, con la lucha anti-imperialista tanto como con el movimiento revolucionario de la clase obrera.

9. La juventud del mundo observa que su futuro peligra. Ellos a menudo están en el frente de las luchas de masas. Su energía y conducción deben ser fortalecidas a través de la clara conciencia anti-imperialista y su entrenamiento como luchadores firmes para el futuro.

10. Llamamos a combinar la fundación del frente único anti-imperialista con la estrategia de discusión sobre cómo la sociedad liberada de la explotación y la opresión puede ganar. Tomamos en cuenta que algunas fuerzas participantes consideran el socialismo como una alternativa.

¡Lucha contra el imperialismo!

¡Abajo el saqueo imperialista, el terrorismo de estado, el estado fascistizado, el fascismo, la intervención militar extranjera, la subversión y las guerras de agresión!

¡Trabajadores de todos los países, uníos!

¡Trabajadores de todos los países y pueblos oprimidos, uníos!

¡Por la liberación de la humanidad de la explotación y opresión- por la liberación nacional y social, democracia, libertad y el socialismo!