Abordar la causa raíz del éxodo: Poner fin a la violencia contra los migrantes centroamericanos

Declaración de la Alianza Internacional de Migrantes sobre la escalada de violencia contra los migrantes centroamericanos en la frontera entre Estados Unidos y México

Trump es el frío y duro criminal, no los migrantes.

La Alianza Internacional de Migrantes (IMA) condena en los términos más enérgicos posibles el aumento de la brutalidad que el gobierno de los EE. UU. está desplegando contra los más de 5.000 migrantes que buscan asilo en EE. UU.

El domingo, 25 de noviembre, la policía fronteriza de los Estados Unidos arrojó gas lacrimógeno y usó gas pimienta contra los migrantes centroamericanos después de que algunos de estos últimos intentaron atravesar la cerca de la frontera entre Estados Unidos y México. Para empeorar las cosas, el presidente de los EE.UU., Donald Trump, tuiteó el lunes 26 de noviembre que los migrantes deberían ser deportados por el gobierno mexicano, ya que estos últimos son «criminales» y no se les permitirá la entrada al territorio estadounidense.

Esta declaración apesta al chovinismo de la supremacía blanca y al odio total contra los migrantes. Sus declaraciones solo alimentan e instigan más insultos rabiosos y ataques de sus trompetistas militares y radicales, no solo a los migrantes en la frontera entre México y Estados Unidos, sino también a los que ya viven en los Estados Unidos.

Muchos de los migrantes que buscan asilo son mujeres y niños de Honduras, Guatemala y El Salvador. Se han visto obligados a huir de sus países plagados de violencia y pobreza extrema causada y más intensificada por las políticas neoliberales impuestas por el gobierno de los Estados Unidos, entre otros. Los fondos han llegado a Centroamérica, pero no para abordar el empobrecimiento y el desempleo de las personas, sino para garantizar las inversiones extranjeras y el control imperialista sobre los recursos naturales. Los militares en estos países se han convertido en el protector de los imperialistas y en su ejército privado.

Como lo reconocen ya los medios de comunicación dominantes, la caravana de migrantes no es una caravana. Es el éxodo de migrantes centroamericanos, el resultado directo del fracaso de la globalización neoliberal. Es una manifestación no solo de la voluntad del pueblo de sobrevivir sino de su desafío a la imposición y el control imperialistas.

La globalización neoliberal es la política fallida del imperialismo estadounidense para enfrentar la crisis del sistema capitalista mundial. Lo que ha causado, en cambio, es la mayor depresión de las economías, especialmente en los países subdesarrollados que han dado lugar a la migración forzada.

Trump y sus semejantes son los peores criminales, ya que continúan regodeando su fascismo al tiempo que justifican los crímenes que están cometiendo contra los migrantes centroamericanos.

Como algunos migrantes han decidido regresar a sus hogares, muchos permanecen vigilantes y se mantendrán firmes en la frontera entre México y Estados Unidos hasta que las rodillas del gobierno de los Estados Unidos se debiliten, escuchen y actúen de acuerdo con las demandas de los migrantes.

IMA pide el cese inmediato de las hostilidades y la violencia en la frontera. En lugar de liderar el odio, Trump y su administración deberían considerar y tratar a los migrantes como personas con derechos. En lugar de gas lacrimógeno y gas pimienta, deben seguir el liderazgo de las comunidades de Tijuana y de muchas ciudades mexicanas que, sin ninguna condición, han provisto la necesidad urgente de alimentos, agua, ropa y medicamentos. En lugar de cerrar las fronteras, deberían romper todas las barreras, tanto físicas como virtuales, y abordar la causa raíz del éxodo.

Nos unimos al pueblo estadounidense y a la comunidad internacional que han expresado su solidaridad con los migrantes centroamericanos y continúan brindando apoyo a su causa. Nuestras organizaciones miembros y amigos en los EE.UU.han tomado la iniciativa de movilizar apoyo y brindar asistencia a los migrantes en la frontera entre EE.UU. y México. Animamos a todos los que están allí y en todas partes a hacer lo mismo.

La realidad de la migración forzada y el desplazamiento es real para los migrantes centroamericanos. El gobierno de los EE. UU. debe aceptar la responsabilidad de esto y corregir sus políticas de inmediato.

Eni Lestari,

Presidenta de IMA

28 de Noviembre de 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.