RESOLUCIÓN sobre Ucrania

Aprobada por el Comité Internacional de Coordinación
Liga Internacional de la Lucha de los Pueblos
5 a 6 junio 2014

Read in English

Considerando que, por la primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, las bombas, los misiles y proyectiles de artillería llueven sobre el pueblo de Donetsk, Lugansk, Slavyansk y otras ciudades del Este de Ucrania, matando a civiles, incluidos niños, dañando casas, escuelas y hospitales y creando una crisis humanitaria;

Considerando que, la «Guardia Nacional Ucraniana» que comete estos crímenes es comandada por descendientes políticos directos de Hilfswilliger de Hitler (ayudantes voluntarios), los nazis ucranianos de la Organización Nacionalistas de Ucranianos (OUN) y el Ejército Insurgente Ucraniano (UPA) que sirvió al Tercer Reich durante la Segunda Guerra Mundial, y estas fuerzas ahora trabajan sobre todo a sueldo de la clase dominante imperialista  de los EE.UU. y sus aparatos del Estado, y que están siendo asistidos en sus crímenes por los contratistas mercenarios estadounidenses, como la tristemente célebre empresa Blackwater, ahora renombrado Académico;

Considerando que, estas bandas fascistas, como el sector derecho y Svoboda, que muestran con orgullo los símbolos no sólo del Tercer Reich, sino del Ku Klux Klan en Estados Unidos, han desatado un reinado de terror en toda  Ucrania,  quemando el edificio de la organización sindical en Odessa, matando al menos a 42 personas en el interior y atacando a los miembros y las oficinas del Partido Comunista, Borotba y otras organizaciones antifascistas y han asesinado a los soldados del Ejército de Ucrania que negaron el orden de atacar al pueblo de Donetsk y Lugansk;

Considerando que, la causa de la crisis en Ucrania es el golpe de Estado del 23 de febrero respaldado y financiado por los Estados Unidos y la Unión Europea  que derrocó a un gobierno electo e impuso un régimen de austeridad  de derecha pro-imperialista, pro-FMI que ya ha reducido las pensiones de las personas de la tercera edad y los salarios del sector público, ha aumentado los precios de servicios públicos, y ha tomado medidas opresivas  contra la gran población de habla rusa de Ucrania;

Considerando que, el pueblo de las provincias de Donetsk y Lugansk en el este de Ucrania, el hogar de la mayoría de la clase obrera industrial del país afirmaron su derecho democrático a rechazar el gobierno del régimen impuesto por el golpe imperialista pro-Wall Street en Kiev;

Considerando que, el objetivo de Washington y Wall Street en esta crisis es aumentar su papel en la región, mientras intenta debilitar a Rusia  provocando una guerra civil en Ucrania con el fin de interrumpir el flujo del gas y del petróleo ruso a Europa a fin de restablecer el dominio que los monopolios de energía de Estados Unidos alguna vez tuvieron en el mercado europeo, así como para justificar la ampliación de la OTAN y la construcción de las bases militares estadounidenses en el terreno de la antigua Unión Soviética; y

Considerando que, los políticos imperialistas y los medios de comunicación en los EE.UU. y Europa Occidental y sus agentes en Kiev han caracterizado erróneamente la resistencia del pueblo en Donetsk y Lugansk como una «invasión rusa» y falsamente han retratado unidades de defensa del pueblo en el este de Ucrania como «terroristas» e «infiltrados Rusos» con el fin de «justificar» su agenda sangrienta.

Por lo tanto, se resuelve que la Liga Internacional de la Lucha de los Pueblos manifiesta su solidaridad con el heroico pueblo de Donetsk y Lugansk en su lucha antifascista y antiimperialista por la democracia y la autodeterminación, y nos unimos a todos aquellos en toda Ucrania que están resistiendo al régimen dictatorial de austeridad impuesto por el imperialismo; y

Se resuelve además, que condenamos y exigimos el cese inmediato del ataque brutal  financiado y alentado por los  EEUU-UE al pueblo de Donetsk y Lugansk, para que puedan determinar su propio destino y que exigimos el fin de la represión de las fuerzas progresivas y democráticas en toda Ucrania; y

Se resuelve además, que decimos no a la expansión de la OTAN y exigir el fin de la intervención y la injerencia de los  EE.UU., de la UE y de la OTAN, abierta y encubierta, militar o financiera, en Ucrania y en todas las repúblicas ex soviéticas, y la retirada de todas las fuerzas militares y agentes secretos de los EE.UU. y otros poderíos  imperialistas y de Europa del Este y de la antigua URSS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.