Indonesia necesita una nueva dirección para su desarrollo

Por ALIANZA DEL PUEBLO DE INDONESIA

Read in English
Lire en Français

En la última semana de marzo de 2013, Indonesia será la sede del Panel de Alto Nivel de la ONU de Personas Eminentes (HLPEP) sobre los Objetivos del Desarrollo de post- 2015. Además, este año también se celebrarán la Reunión Ministerial de la OMC y la Cumbre de APEC. El Panel de Alto Nivel de la ONU pretende desarrollar una nueva hoja de ruta para el desarrollo del mundo después de la terminación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). En Indonesia, una gran cantidad de organizaciones de masas se han unido en una amplia alianza que es la Alianza del Pueblo de Indonesia. Esta Alianza dirigirá una serie de actividades para enfrentarse al Panel de Alto Nivel de la ONU, a la Cumbre de la APEC y a la Reunión Ministerial de la OMC.

A medida que se acerque la fecha fijada para la terminación de Los Objetivos del Desarrollo del Milenio (ODM),  el gobierno está tratando de dar una buena impresión sobre los resultados de los ODM a la opinión pública mundial. Ario Adityo, del Instituto de los Estudios de los Asuntos Nacionales y la Democracia opina que lo que hace el gobierno es simplemente un insulto a los pueblos del mundo. Lo que realmente ha sucedido en la aplicación de los Objetivos del Desarrollo del Milenio es que se han tratado solo los síntomas. Los programas expuestos en los Objetivos del Desarrollo del Milenio no han solucionado el origen de los problemas enfrentados por los países del Tercer Mundo.

«Me imagino que los líderes actuales del mundo han acordado tácitamente que los Objetivos del Desarrollo del Milenio se han logrado de manera significativa a través de sus programas caritativos. En realidad se necesita un nuevo plan de trabajo para el programa del desarrollo posterior al 2015. El optimismo  de los líderes del mundo era contrario al informe del Secretario General de la ONU que declara la aplicación y el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio son mixtos. El informe demuestra que la formulación de los programas de los ODM  se limitaba sólo en el síntoma, no estaba dirigida a resolver la raíz de los problemas. Por tanto, los programas de los ODM en realidad no son más que un insulto institucionalizado al pueblo por el gobierno a través de sus programas de caridad. «

“Es necesario que haya una evaluación seria de los métodos utilizados en la aplicación de los ODM. Se trata de la Asociación Global para el Desarrollo. En la práctica, esto   aparece como un intento de fortalecer la relación de dependencia  entre el Primer Mundo y el Tercer Mundo. Sharif Arifin, de LIPS (Instituto de la Información del Trabajo ‘Sedane’) dice que los métodos utilizados en la implementación de los ODM, de hecho, legitiman la práctica de la explotación de los países del Tercer Mundo”

“De acuerdo con las estimaciones de la ONU, desde 2000, los países sub-desarrollados han enviado un promedio de 500 millones de dólares anuales en recursos a los países industrializados. Esa cifra en 2008  alcanzó hasta 891 mil millones de dólares. Esto no es una Asociación Global para el Desarrollo,  sino una Asociación Global para la Colonización”.

La Asociación Global para el Desarrollo se ejecuta en Indonesia a través de los grandes proyectos del Plan Maestro de la Aceleración del Desarrollo Económico de Indonesia o MP3EI. El proyecto de MP3EI es uno de los proyectos ambiciosos para combatir la pobreza y hacer frente al desempleo. El proyecto constará de tres componentes: (i) el desarrollo de seis regiones económicas (Sumatra, Java, Kalimantan, Sulawesi, Papúa y Bali-Nusa Tenggara); (ii) el fortalecimiento de la conectividad nacional integrada, y (iii) el fortalecimiento de la capacidad de los recursos humano, la ciencia y la tecnología nacionales.

El concepto de agrupación MP3EI ciertamente requerirá grandes extensiones de tierra en su expansión gigantesca a las regiones destinadas al desarrollo de alimentos y energía. El gran capital que apoya a las grandes plantaciones de palma aceitera y de caucho en Sumatra, a las plantaciones de palma aceitera y la explotación forestal en Kalimantan y al desarrollo de grandes fincas productoras de alimentos en Papúa, seguramente va a desplazar una gran cantidad de pobladores de sus hogares  afectando sus antiguos medios de vida, y forzar a los pobladores de las comunidades circundantes a convertirse en una fuerza de reserva de mano de obra para las empresas extranjeras. Rahmat, de la Alianza del Movimiento de la Reforma Agraria (AGRA), dijo que la práctica de la apropiación de tierras se ha convertido en el eje principal del desarrollo en Indonesia.

 «En la nota de AGRA de 2010-2011, el acaparamiento de tierras en el sector de las plantaciones de madera ha aumentado en un 15%,  o sea 1,6 millones de hectáreas por año. En las plantaciones de caña de azúcar, 500.000 de hectáreas por año. En el sector de los parques nacionales 27, 87 millones de hectáreas. En estos datos no se ha incluido el acaparamiento de tierras en el sector de la minería, cada vez más masivo. El empobrecimiento de la mayoría de la población de Indonesia, que son los campesinos, es la base en la cual se sustentan los proyectos del Plan Maestro de la Aceleración del Desarrollo Económico de Indonesia”.

Darto, de la Unión de los Campesinos de las Palmas Aceiteras (SPKS) agregó que la práctica de la apropiación de tierras y la criminalización de la lucha de los campesinos se han extendido a todos los rincones de Indonesia.

SPKS ha confirmado que en el año 2010, fueron arrestados 148 campesinos y una mujer murió por haber recibido un disparo en la plantación de palmas de aceite. En 2011, fueron criminalizados  152 campesinos y en 2012 el número de los campesinos criminalizados aumentó hasta 161 personas.

El gobierno ofrece flexibilidad y facilidad a los inversionistas extranjeros  para apoderar se de las tierras del pueblo. Las tierras se convierten en las empresas manufactureras, la minería y las plantaciones, que abastecen las necesidades de las industrias avanzadas.

El acaparamiento de tierras cada vez más generalizado es un factor importante en el aumento del desempleo en las zonas rurales. En medio de la pobreza, el gobierno está aprovechando de la existencia de una gran reserva de fuerzas laborales para implementar la política de la exportación de trabajadores y convertirlos en migrantes en el extranjero. Retno, de la Asociación de  los Trabajadores Migrantes de Indonesia (ATKI-Indonesia) dijo que el gobierno de Indonesia utiliza el programa de envío de los trabajadores migrantes para financiar sus proyectos de desarrollo, tales como el compromiso del gobierno con el Foro Global sobre la Migración y el Desarrollo (FMMD).

«El papel decisivo desempeñado por el sector privado (La Gestión Privada de la Colocación de los Trabajadores Indonesios / PPTKIS) legalizado en la Ley Número 39 del 2004, ha fortalecido la esquema de migración con altos costos que deja endeudados de forma sistemática a los trabajadores migrantes.Cada año Indonesia exporta más de 800.000 mano de obra barata que en su mayoría son mujeres de las zonas rurales. Esta  forzada migración genera remesas de más de 100 billón de Rupiah cada año”.

Los trabajadores de distintos sectores se hunden en la pobreza. A pesar de un aumento en su salario mínimo,  los trabajadores del sector manufacturero formal no  escapan de la pobreza, debido a la medida del gobierno que permita la suspensión de los salarios, los diversos impuestos y la subida de los precios de los productos básicos y de los servicios. Como resultado, los ingresos de los trabajadores del sector manufacturero formal sólo cubren el 42 por ciento de las necesidades para una vida decente de los trabajadores. Las condiciones de vida de  los trabajadores de la pesca, los peones y los mineros están peores. Ellos trabajan más de 8 horas diario con sueldos por debajo de los salarios  mínimos y amenazados de despido unilateral. Rudy HB Daman, de la Unión de los Sindicatos Independientes dijo que la pobreza en que viven los trabajadores es una condición para mantener un bajo nivel salarial y una mano de obra barata. Los trabajadores de Indonesia se enfrentan a la incertidumbre de ingresos y a la destrucción de empleo. A partir de 2012, cerca de 70 industrias en Indonesia emplean trabajadores con contratos de corto plazo, que fueron reclutados directamente o a través de agencias de subcontratación.

La práctica de la subcontratación y obreros contratados son los elementos básicos de la flexibilidad del mercado laboral que se ha convertido en un proceso de la acumulación de súper ganancias sacadas de las industrias  en Indonesia, que dependen del capital extranjero; y esto se ve facilitado por el gobierno de Indonesia.

Abet Nego Tarigan, miembro del Ejecutivo Nacional del Walhi dijo que el Plan Maestro de la Aceleración del Desarrollo Económico de Indonesia es un mega proyecto ambicioso del gobierno en nombre de la superación de la pobreza y el desempleo. Lo que sucede  realmente es el incremento de la explotación de los recursos naturales que  amenaza el nivel de sostenibilidad ecológica. Y el pueblo de Indonesia sería el sacrificado. Añadió  que el Plan Maestro de la Aceleración del Desarrollo Económico de Indonesia que está siendo pregonado por SBY para atraer a los inversionistas extranjeros significaría la pérdida de nuestros recursos naturales y sería beneficioso sólo para una pequeña elite de los grandes capitalistas poderosos y la élite política en el país y de esa manera extendería aun más  la expansión capitalista de monopolio para el saqueo de los recursos naturales de Indonesia.

La posición de la Alianza del Pueblo de Indonesia

La dirección de desarrollo dictada e impulsada por los países desarrollados es una “nueva política ética” con el fin de maximizar el programa de privatización, liberalización y desregulación del sistema económico de los países del Tercer Mundo. Esto concuerda con el esquema del libre comercio empujado por la Organización Mundial del Comercio (OMC), así como las cooperaciones internacionales y regionales, tales como la Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) y diversas cooperaciones bilaterales. Toda la cooperación está poniendo al país del Tercer Mundo como el sostén de la crisis que está hundiendo a los países capitalistas desarrollados. Los pueblos empobrecidos del Tercer Mundo, entre ellos el pueblo de Indonesia, se ven obligados a rescatar a las gigantescas corporaciones del mundo que están sumergidas en  una profunda crisis.

La formulación de la Agenda del Desarrollo Posterior al 2015 debe tomar en cuenta  los errores fundamentales de los Objetivos del Desarrollo del Milenio (ODM), por lo menos debe basarse en el principio de la soberanía para librarse de las relaciones coloniales y neocoloniales. Por esa razón, es importante cambiar el modelo de desarrollo utilizado en la formulación de los ODM. Hay que abandonar el modelo de desarrollo que depende de la ayuda de los capitales de monopolio y del comercio al servicio de las corporaciones multinacionales y reemplazarlo por programas de desarrollo nacional y democrático. La implementación de la reforma agraria basada en la voluntad de las masas campesinas  es la vía principal como base para desarrollar una fuerte industria nacional. El financiamiento social se puede obtener del impuesto sobre las transacciones financieras, que ha sido anulado debido a la competición por ser un paraíso fiscal, con el fin de atraer inversiones. El mercado interno va a florecer por el aumento de los salarios y el control de los precios de las necesidades básicas.

El desarrollo que depende de las inversiones extranjeras y orientado a la exportación han fracasado repetidamente. La inversión extranjera debe ir acompañada de ciertas obligaciones, tales como la transferencia de tecnología, el establecimiento del límite máximo de la fuga de capitales, el mercado orientado hacia la autosuficiencia, y la prevención de evasión fiscal. La Conferencia Asia-África de 1955 es una de las experiencias que puede ser utilizada como un ejemplo de que la cooperación externa se puede realizar sin que un país domine o explote a otros. 

La formulación del programa del desarrollo posterior al 2015 debería por lo menos tomar en cuenta las demandas que han sido objetivos y temas fundamentales de la lucha de los pueblos de los países del Tercer Mundo. De ese modo se podría evitar ser atrapado en una formulación que sólo identifica los problemas de manera superficial y olvidarse de las causas de los mismos. La soberanía y la cooperación de beneficio mutuo entre los países deben ser la plataforma común de las futuras relaciones internacionales.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.