El Presidente Indonesio Susilo Bambang Yudhoyono: Contra los pobres y los trabajadores migratorios

Photo from peopleresist.net

Declaración Conjunta
Alianza para Abolir la Ley N º 39/2004
Alianza Internacional de los Trabajadores Migratorios (IMA-Hong Kong)
Liga Internacional de la Lucha de los Pueblos (ILPSHong Kong)

¡Detener el alza de los precios del petróleo y de las necesidades básicas! ¡La tierra para los campesinos! ¡Acabar con la pobreza! ¡Brindar una verdadera protección a los trabajadores migratorios  indonesios en el extranjero!

Este es el clamor de muchos trabajadores migratorios indonesios aquí en Hong Kong, cuando le damos la bienvenida con una gran protesta de hoy al Presidente indonesio, Susilo Bambang Yudhoyono (SBY), al entrar en el territorio para reunirse con el Presidente Ejecutivo de Hong Kong, Donald Tsang, en la Casa de Gobierno Central.

El Sr. Yudhoyono, nos debe mucho a los trabajadores migratorios indonesios por seguir empujándonos lejos de nuestras familias y seres queridos residentes en el país – desde la imposición de las políticas neoliberales que agravan la pobreza y el desempleo interno hasta la implementación de un programa de exportación de mano de obra opresivo y mercantilizado.

La política de exportación de mano de obra del gobierno de SBY es vender más la mano de obra de Indonesia a muchos países que dependen de trabajadores migratorios a un precio muy barato. Ya en 2011, la migración laboral ha alcanzado los 2 millones de dólares con países como Arabia Saudita, Malasia y Hong Kong como principales países receptores. Por otro lado, no se brinda una verdadera protección y atención a los derechos y las condiciones de los trabajadores migratorios cuando aumentan los casos de explotación y de abusos de los empleadores, la sobrecarga y las prácticas ilegales por parte de las agencias de colocación y las agencias de préstamo de dinero hasta la negligencia criminal por parte de los funcionarios consulares de Indonesia.

Aquí, en Hong Kong, el consulado general de Indonesia destila arrogancia, por abandonar  completamente su responsabilidad ante los trabajadores migratorios indonesios aquí, trabajando en su mayoría como empleadas domésticas. El número de las empleadas domésticas aquí se ha disparado ya hasta 150.000.

Además de esto, el gobierno de Indonesia sigue siendo negligente en su negativa a ratificar el Convenio de las Naciones Unidas sobre la Protección de Los Trabajadores Migratorios y sus Familias y el Convenio OIT 189 sobre el trabajo decente para los trabajadores domésticos para promover y garantizar la protección de los trabajadores domésticos.

Trabajamos muy duro y ganamos muy poco. Somos vulnerables a los abusos y ataques, y el interés por nosotros de parte de nuestro gobierno es nulo. ¿Qué futuro nos espera entonces?

La situación en Indonesia se agrava cada día que el gobierno de SBY se mantiene en el poder. La liberalización de la economía, al permitir a los inversionistas extranjeros entrar sin la responsabilidad de pagar aranceles o impuestos, pone en riesgo nuestra deteriorada economía. Los precios del petróleo en Indonesia se han disparado ya, con un aumento inminente del 40% el primero de abril. Los precios de los productos básicos como alimentos y el agua siguen subiendo, mientras se está recortando el subsidio estatal en el bienestar y los servicios. Los salarios de los trabajadores están siendo recortados.

En los últimos años, hemos visto cómo nuestros hermanos y hermanas en casa se ​​han reunido en las manifestaciones masivas pacíficas para exigir al gobierno que bajara los precios del petróleo y de los artículos de primera necesidad, que aumentara los salarios de los trabajadores y que implementara una verdadera distribución de la  tierra a los campesinos sin tierra y a los campesinos pobres, los que comprenden el mayor grueso de nuestra población. El gobierno responde con violencia total, algo que nos horroriza.

Está haciendo el actual gobierno lo que  Suharto  hizo a nosotros y a nuestro pueblo? ¿Es éste el tipo de legado con el cual el gobierno de SBY quiere ser recordado?

Con el empeoramiento de la crisis económica mundial que está afectando no sólo a los países desarrollados, sino que impacta más, y es incluso doblemente peor en  los países más pobres, como Indonesia, SBY y su gobierno deben aun más hacerse cargo de aliviar las vidas de sus ciudadanos, el pueblo al que se comprometió a servir, cuando se postulaba  para el cargo.

Bajar en vez de aumentar los precios del petróleo. Distribuir tierra a los labradores y campesinos pobres. Crear puestos de trabajo para los desempleados. Aumentar los salarios de los trabajadores. Proporcionar mayor presupuesto para los servicios sociales como salud, educación y bienestar. Dar prioridad a las empresas e industrias nacionales sobre las inversiones extranjeras. Mantener la responsabilidad de la protección de los trabajadores migratorios y sancionar a las agencias de colocación que incurren en falta.

Estas son sólo algunas de muchas demandas que nosotros exigimos a SBY y su gobierno. Unas pocas demandas que nosotros hemos estado pidiendo desde que él está en el poder. Será una vergüenza si él sigue siendo ciego, sordo e insensible a los clamores de su pueblo. Y nosotros no tenemos más remedio que protestar, exigiendo el derecho del pueblo, llamando a su responsabilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.