La “protección” a los trabajadores migratorios se ha convertido en un negocio lucrativo para el gobierno y las agencias de contratación privadas

El Editorial del “Vokal” del mes de diciembre de 2011. “Vokal” es el boletin mensual de la Asociación de los Trabajadores de Indonesia (ATKI) en Hong Kong. Existe tambien ATKI-Taiwan, ATKI-Macao y ATKI-Indonesia

El  18 de diciembre de 2011, los trabajadores migratorios en muchos lugares del mundo, con mucho entusiasmo, organizaron distintas actividades  para conmemorar el Día Internacional del Migrante. Ochocientos trabajadores migratorios de Indonesia, con la bandera de la Alianza de los Trabajadores Migratorios de Indonesia, se manifestaron frente a la oficina del Consulado de Indonesia en Hong Kong reclamando el derecho al contrato independiente, la reducción del costo de colocación, acabar con la corrupción y la connivencia entre los funcionarios del consulado y las agencias de contratación de trabajadores de Indonesia o los agentes de  Hong Kong. A su vez reivindicaron mejorar los servicios de Consulado para los trabajadores migratorios y revocar el KTKLN.

Las manifestaciones continuaronenla sede del gobiernode HongKong, dirigidas por el Órgano Coordinador de los Trabajadores Migratoriosde Asia(AMCB), una coalición de los trabajadores de Indonesia, Filipinas, Tailandia, Sri Lanka y Nepal exigiendo mejores salarios, el reconocimiento de la contribuciónde los trabajadores migratoriosa la sociedad de HK yhacer cumplir la igualdad entre los trabajadores migratorios domésticos ytrabajadores migratorios de otras nacionalidades y trabajadores locales.

La promulgacióndel DíaInternacional del Migrante se basó en lapreocupación por las condicionesde los trabajadores migratoriosde Áfricaque trabajaban en Europa y eran tratados como esclavos. Ellosestaban mal pagados, no se les daba niun día de descanso, los alojaban como si fueran animales,los maltrataban física y verbalmentey sufrían violación, y discriminación y eran objeto de explotación brutal. Hoy día el creciente número depersonas desplazadas de suspropios países  por la guerra, la pobreza, los desastres naturales y  otras causas, lleva aparejado el crecimiento de trabajadores migratorios.Las condiciones que puedensobrevenirles son casilas mismas que aquellas sufridas por los trabajadoresmigratorios deÁfrica.Partiendo de  éstovinola idea de crearun acuerdo internacional queprotegería a los trabajadores migratorios en el mundo. Después de 18 años de lucha persistente y continua, fue aprobada en 1990 la Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de Todos losTrabajadores Migratorios y susFamiliaresytambién se estableció18 de diciembre comoDía Internacional del Migrante.

La ratificación dela Convención significa queel mundo reconoce lacontribuciónde los trabajadores migratorios a la mejoraeconómica tanto en los países emisores como en los receptores, pero también reconoce la discriminaciónrampantey la opresión contra ellos21 años después,el fenómenode los trabajadores migratoriosse hace cada vez más global, sin embargose podría decir que las condiciones son casi las mismas queaquellas de los trabajadores migratoriosde Áfricaen los años pasados. Sus trabajos destacan por tener 3 características: sucios, peligrosos y difíciles

Sin embargo, la aprobación e incluso la ratificación de la Convención por numerosos países emisores y receptores no resultóen la mejora delas condicionesde los trabajadores migratorios. Ocurrió lo contrario: el gobierno creó una serie de políticasque pretenden dar proteccióna los trabajadores migratorios,  pero en realidad  elloconduce ala extorsión abierta para robar, ya sea directa o indirectamente,los salariosde los trabajadores migratorios.

En 2004, el gobierno deIndonesiaratificó la Ley de Proteccióny la Colocación delos trabajadores migratorios ysus familiares número 39.Pero la regulacióntrata más bien la gestión del envío de los trabajadores migratorios y no de las medidas de su protección, y de esa manera  favorece más a las agencias privadas, que se convierten en  títeres del gobierno.En 2005 el gobiernofirmó la Convenciónde las Naciones Unidassobre los trabajadores migratorios, pero hasta ahora se negó aratificarla.Si realmentequiere proteger a los trabajadores migratorios, el gobierno debe completamente revisar, modificar y adaptar el contenido dela legislación  ala Convenciónque ha establecidolas medidas de protección.Pero el gobierno se negó a hacerlo. En consecuencia, los trabajadores migratorios de Indonesia vivenen incertidumbre, abandonados a su suerte sin la protección necesaria y adecuada.

En el actual segundomandato del presidenteSusiloBambangYudhoyono, el número de muertos entre los trabajadores migratorios aumentó de1018en2009, a 1078en 2010 (datos de Migran Care), mientras  hubo 6266casos deviolencia sexualregistrados (datosde la Comisión Nacional de la Mujer). Al mismo tiempo, 303 ciudadanos deIndonesia, lamayoría de ellos   trabajadores migratorios, están presos en diferentes paísesde colocación,entre ellos Malasiay países árabes.

Solo en Hong Kong, desde 1996 el número de trabajadores migratorios domésticos de Indonesia ha ido creciendo y ha llegado ahora a148.000 personas. En comparación con los trabajadores domésticos de otros países, Indonesia ocupa el primer lugar como país emisor. Pero, por desgracia,  el consulado solo dispone de dos ventanillas  para atender los asuntos relacionados con los pasaportes. Todas las mañanasse formanlargas colas de trabajadores migratorios, que tienen solo pocas horas de permiso de sus empleadores. Muchos trabajadores, por evitar el regaño o discusión con sus empleadores se sienten obligados a usar el servicio de los agentes pagándoles muy caro. La existencia de una línea directa para atender las quejas no sirve para nada, porque es difícil ponerse en contacto y cuando se conecta, la respuesta es muy brusca e incluso se tiende a echar la culpa al demandante. La encuesta llevada a cabo este año por la Asociación de Los Trabajadores de Indonesia en Hong Kong, ha demostrado que muchos trabajadores migratorios no saben ni siquiera donde esta ubicada la oficina del Consulado de Indonesia.

“Tenga paciencia, señorita, vaya  primero a  la agencia. Siel agente no le ayuda a resolver el problema, entonces intervendrá el Consulado«. Esa es la respuesta fría de parte del personal del Consulado de Indonesia cada vez que viene una trabajadora migratoria plantear su problema. El nombramientode funcionarios del Consulado de Hong Kong en un Consejo deAsesores para la Asociación de los Agentes de Contratación, hacecada vez másdifícil  romper la estrecha relación y la connivencia  entre el Consulado y la agencia de contratación. El Privilegiode ser el principal órgano responsablede enviartrabajadores al extranjerofortalece aún más la posición de la agencia.  Tiene entonces el poder de determinar arbitrariamente elcosto de colocación de acuerdo con susintereses individuales, mientras los trabajadores migratorios están cada vez más atrapados enla servidumbre por las deudascontraídas para pagar el alto costode viajes al extranjero.

Cuando el públicoylos medios de comunicacióncriticaronla actitud del gobiernoque abandonó a los trabajadoresmigratorios en el extranjero, la solución ofrecida fue crear el Sistemade Protección en Líneacon carácter obligatorio paratodos los trabajadores migratorios. El Sistema de Protección en Línea que supone reducirel problema,al impedir lafalsificación de documentos y de esa manera reducir el riesgo de caer en la ilegalidady estar localizado con más facilidad, se convirtió de hechoen un mecanismo que trae más problemas y sufrimientos alos trabajadores migratorios.

Así que conla conmemoración del Día Internacional del Migrantede este año, en medio de unacrisis mundial cada vez másaguda, debemos seguir luchando consecuentemente  por establecer una verdadera protección para los trabajadores migratorios. El 18 de diciembre esundía histórico manchado desudor y  sangrede los trabajadores migratorios del mundo. La ratificación de la Convenciónsobre la proteccióndelos derechos de los trabajadores migratorios ysus familiares y lalegalización del18 de diciembre comoelDía Internacional del Migranteporlas Naciones Unidas en 1990 se deben  a los sacrificiosy a la lucha incansable. El espíritu inquebrantableque  se ha legado a los trabajadores migratorios, dondequiera que se encuentren, nos impulsa aluchar con firmeza contra la explotación, en medio dela crisis financiera y económica, por la justiciapara nosotros ynuestras familias.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.