Condenar los falsos cargos de los Estados Unidos contra el Presidente Maduro

 

Declaración de ILPS

29 de marzo de 2020

 

La Liga Internacional de Lucha de los Pueblos (ILPS) denuncia las acusaciones de narcotráfico presentadas por los Estados Unidos contra el Presidente electo Nicolás Maduro y altos funcionarios del gobierno de Venezuela.

Los cargos son falsos y sin fundamento. Este no es más que otro intento de expulsar a Maduro de su liderazgo legítimo y antiimperialista después de que fracasaran los anteriores intentos de golpe de estado y complots de asesinato de los Estados Unidos.

El Fiscal General de los Estados Unidos William Barr acusó a Maduro de conspirar con los rebeldes de las FARC de Colombia «para inundar de cocaína a los Estados Unidos». Los líderes de las FARC, Iván Márquez y Jesús Santrich fueron acusados de manera similar.

El Secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, anunció una recompensa de 15 millones de dólares por la supuesta información contra Maduro y 10 millones de dólares para otros 14 funcionarios. Uno de los oficiales acusados, Cliver Alcalá, confesó haber organizado un intento de golpe de estado contra Maduro.

Los hechos desmienten la acusación de «narcoterrorismo». El grueso de los envíos de cocaína y heroína producidos sale por el Pacífico colombiano y llega a Panamá, Honduras y México, países en los que Estados Unidos tiene al menos 18 bases militares. Los Estados Unidos son el principal consumidor de cocaína, cannabis, anfetaminas, estimulantes farmacéuticos y éxtasis del mundo.

Según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (United Nations Office on Drugs and Crime- UNODC), se estima que los ingresos procedentes del comercio de drogas ascenderán por lo menos a 320.000 millones de dólares en 2017.  De esa suma, al menos el 95% se obtiene supuestamente en los países receptores, a saber, los Estados Unidos, el Canadá y Europa, mientras que el 5% restante lo obtienen los países productores.

La producción de coca en las zonas rurales está directamente influenciada por la pobreza. La firma por parte del gobierno colombiano del Tratado de Libre Comercio (Free Trade Agreement- FTA) con Estados Unidos en 2012 ha supuesto que las tierras destinadas a estos cultivos se hayan multiplicado enormemente. Donde antes había producción de cultivos alimentarios, los bosques vírgenes o incluso los parques nacionales son ahora grandes superficies dedicadas al cultivo de la coca.

Más sanciones económicas de los Estados Unidos a Venezuela basadas en estas falsas acusaciones de «narcoterrorismo» perjudicarían más a los pueblos venezolano y estadounidense en un momento en que la pandemia mundial de COVID-19 se está extendiendo de forma incontrolada.

El 19 de abril, Día de la Independencia de Venezuela, hacemos un llamado a todos los miembros de ILPS en todo el mundo para que muestren su solidaridad con el pueblo venezolano. Ninguna cuarentena puede impedirnos mostrar nuestro muy necesario apoyo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X